8 de agosto de 2017

DEBATE - ¿Hace falta formación para llevar un blog literario?

El tema que hoy nos ocupa, bookdiseos, destaca por ser controvertido, polémico y, sobre todo, importante. Partamos desde la pregunta: ¿es necesario tener formación para ser un bloguero literario? No sé si lo sabéis, pero me encanta la lógica (no la matemática, pero sí la lingüística). Desde la lógica, esa pregunta tiene una respuesta muy fácil: no. No es necesario tener formación, porque Blogger no exige títulos universitarios para crear un blog.

Ahora bien, la pregunta, como cualquier conocedor de la pragmática o cualquier persona con sentido común sabe, tiene dos o más sentidos. Ya hemos respondido al sentido literal. Como requisito legal no es necesario. El sentido figurado se puede verbalizar de la siguiente manera: ¿es la formación imprescindible para crear un buen blog literario? Esto ya es otra cosa.

Vamos por partes, ¿qué es formación? Pues, si hablamos de un blog de literatura, formación será todo aquel estudio que implique un adiestramiento en ciencias literarias. Como Ciencias de la Literatura comprendemos tres: Historia de la Literatura, Teoría de la Literatura y Crítica Literaria. Estas ciencias no son porque sí. Parte de una concepción triangular de la literatura:

Entonces, hay que decir que no basta con haber estudiado una carrera de Humanidades. Esta formación solo la dan los estudios de Filología o los llamados Estudios (ingleses, franceses, hebreos y arameos, árabes y semíticos, alemanes…), así como los grados de Literatura Comparada y Estudios Literarios. Quedan descartados así los grados tipo Humanidades o los grados de Traducción y Lenguas.

Así, aquel que haya recibido esta formación posee las mejores herramientas para desgranar un texto desde diferentes perspectivas y, apoyándose en distintas teorías y procedimientos, elaborar una visión propia del objeto de análisis. Un buen filólogo o estudioso de la literatura debe saber discriminar textos que presenten buenas cualidades literarias de aquellos que no las tienen.

Bueno, una vez aclarado qué es formación, vayamos a qué es un blog literario. Esta cuestión me resulta un tanto complicada. En primer lugar, mi experiencia como creador de un blog (empezamos este mismo año) no iguala mi experiencia académica en literatura (varios años ya). En segundo lugar, la variedad de blogs literarios que hay atestigua lo difuso que es establecer un único criterio. Sin embargo, intentaré definirlo. Un blog literario tiende a ser un espacio en el que se ofrecen contenidos relacionados con la literatura, en primer orden, y la cultura y otras artes, en segundo orden. Este espacio publica desde reseñas de libros hasta artículos de índole metaliteraria, donde se habla de la literatura en sí. Además, se hace hincapié en la posición del lector respecto al libro, tratándose aspectos tales como los hábitos y los gustos literarios. En cierto modo, la proliferación de los blogs literarios es el sueño de la Estética de la Recepción.

Por tanto, podemos establecer que un blog literario es un espacio más o menos libre cuyos contenidos se organizan bajo una temática de literatura. Con esta definición creo que podemos recoger la diversidad de blogs que hay por la red.

Si os fijáis, la lógica nos ayuda a responder. Ya he distinguido qué es formación y qué es un blog literario. La respuesta a la pregunta con la que hoy os propongo pensar parte de la relación entre estos conceptos. La pregunta era: ¿es imprescindible la formación para crear buenos contenidos en un blog literario? Buscamos una relación de necesidad, de obligatoriedad. Sin embargo, si os dais cuenta, no poseemos ningún criterio que nos permita responder a esta pregunta de forma concluyente. ¿Alguien posee el razonamiento absoluto para decir sí o no? Que venga y me explique.

Entonces ya os puedo hablar de mi opinión. Mi opinión, como tal, no es una respuesta universal a esta pregunta. Es mi respuesta, nada más (y nada menos). Y mi opinión es que la formación no es necesaria, pero sí beneficiosa. Evidentemente, no es necesario que te avalen títulos para demostrar conocimientos de literatura y un espíritu crítico y de análisis. Pero también resulta obvio que la formación es un plus. La formación, como en cualquier materia, te ayuda a hablar con mayor propiedad y a ver tus productos y objetos de análisis con una mayor profesionalidad y objetividad.

Quizás sea una opinión impopular, pero creo que un blog cuyo contenido está avalado por un experto tiene más probabilidades de ofrecer un mejor contenido (que no un contenido más visto, ojo; eso da para otra entrada) que uno llevado por un amateur. ¿Quiere esto decir que los blogs hechos por expertos son mejores que los hechos por no expertos? No, puesto que he hablado de probabilidades. Siempre habrá gente buena con formación y sin formación, y gente mala con formación y sin formación. Así es la vida.

Os puedo, si queréis, hablar del caso de Bookdisea. En Bookdisea tres de los cuatro miembros contamos con formación filológica, mientras que el cuarto miembro no cuenta con esta formación. ¿Hace esto que sus opiniones, contenidos y propuestas sean inferiores a la del resto? Resulta obvio que no. Sus contenidos presentan la misma calidad que la del resto (ya que os guste más o menos qué ofrece cada punto cardinal es algo subjetivo de cada lector).

¿Qué pensáis vosotros? Lo más importante de esta entrada son vuestras opiniones, así que no seáis tímidos. ¿Es necesario tener formación? ¿Es imprescindible? ¿Es basura un bloguero que recomiende libros sin saber cómo se analiza un texto narrativo? (Esta última pregunta es pregunta de ver el mundo arder).

Nota: Creo que no hace falta que lo diga, pero esta es la opinión de Norte. El resto de puntos cardinales es libre de dar la suya y de diferir conmigo, que para eso cada uno tira para un lado. Con esto quiero decir que mi opinión nunca va a representar al resto de miembros del blog.

10 comentarios:

  1. Hola buenas!
    A mí parecer, no es necesario haber estudiado cualquier rama de literatura puesto a que eso no modifica el contenido. Quizá si se nota a la hora de analizar detalladamente algún texto pero por lo demás...
    Cómo prueba está mi cuenta, la llevamos Lena y yo. Lena está estudiando primero de bachillerato de la rama humanística y yo tengo un bachillerato social. Las dos tenemos la misma capacidad y métodos a la hora de hacer el blog. Si que quizá a mí se me dan mejor unas cosas y a ella otras pero eso es independiente a lo que hemos estudiado.
    Vaya, creo yo. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por leernos y comentar. Creo que tienes razón en que, en el fondo, el contenido no deja de ser el mismo. Por cierto, me parece genial que tú y Lena os complementéis tanto a la hora de escribir en vuestro blog.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo en que no es necesaria la formación, pero que puede ser buena.
    Por un lado, creo que el espíritu crítico lo fomenta el leer mucho y el nutrirse de opiniones ajenas, pero es bueno saber algo del manejo de blogs, SEO y demás, así como saber un mínimo de redacción
    Muy buena entrada :)
    Besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu valoración. Es cierto que no he mencionado aspectos de manejo de herramientas de creación de contenidos y demás, que también son fundamentales.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Yo creo que sinceramente hace falta dedicación y granizada de limón pa la calo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sofía, tan incisiva como siempre ;).

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    La verdad es que coincido con tu opinión, pues aunque cualquier persona que ame la literatura pueda crear un buen blog, tener ciertos conocimientos siempre suma a la calidad. Aunque eso no afecte a que a la gente le guste más o menos. Quizá (No siempre es así, debo destacar) una persona con estudios/conocimientos haga uso de un lenguaje más técnico y especializado, mientras que un bloguero adolescente (como es mi caso), o gente de cualquier edad sin esa clase de conocimientos tenderá, generalmente, a usar un vocabulario más bien estándar antes que técnico-especializado. Quizá a un lector le gusten posts con vocabulario más básico y otro más técnico, por eso es buena la variedad.
    Quiero subrayar que hay excepciones: yo soy una adolescente sin esa clase de estudios -aún- y considero que uso un vocabulario algo más culto que la mayoría de la gente de mi edad o blogueros. Explicando esto sólo quería poner un ejemplo más. A veces ni la edad ni los estudios significan se traducen en mayor o menor calidad.

    También me gustaría comentar algunas cosas acerca de lo que has dicho sobre que la calidad no significa tener más o menos visualizaciones/público. He visto blogs geniales que, aunque no tengan el mejor diseño, la calidad de las entradas y el trabajo que hay detrás de ellas es genial; no obstante, tienen poquísimos seguidores. Por otro lado están esos blogs con entradas más bien mediocres, refiriéndome -por ejemplo- a que sus reseñas se basan en un párrafo donde, en resumen, te dicen "Este libro me ha gustado" añadiendo florituras, sin darte argumentos o explayarse un poco más. Lo que me indigna es que estos blogs tengan una gran cantidad de seguidores comparados con otros con mayor calidad. La verdad es que es un tema sobre el que tengo mucho que decir, el próximo "Coffee Talk" que vaya a hacer (una sección en mi blog dedicada al debate) será sobre este tema.

    Para terminar, quiero decir que en un futuro (dos años) me encantaría estudiar filología inglesa (ahora llamada estudios ingleses), será interesante comprobar cuánto cambia mi forma de ver la lectura después de adquirir estos conocimientos.

    ¡Y ya esta, ya me voy! Supongo que me habrá quedado un comentario kilométrico, lo siento jajaja Es un tema que me llama mucho la atención.

    ¡Nos leemos! Genial post, Norte.
    Lua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Gracias por tu comentario kilométrico, me parece que tiene mucho sentido.
      Con respecto al tema de las visualizaciones estoy muy de acuerdo con tu postura. Resulta lamentable que plataformas que cuentan con miles de seguidores ofrezcan contenidos vacíos y poco trabajados.
      Por último te quiero animar a adentrarte en el maravilloso mundo de la Filología (aunque lo llamen Estudios de no sé qué, sigue siendo Filología). Estoy más que seguro de que tu perspectiva con respecto a la lectura cambiará, y será genial cuando te des cuenta.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Hola Norte. Concuerdo totalmente, pero acá entre nos, hay algunos blogs horrendos tipo "odié este libro porque no conecté con el protagonista, 1/5 estrellas" y que desdichadamente los autores dicen ser filólogos o estar estudiando filología. Gracias a los cielos no son la mayoría, pero acá hay de ciencias jurídicas y por ahí tengo a una química y una bióloga y nada les impide hacer contenido de calidad. Lo que SI es necesario es amor, dedicación y estudio a la lengua, ya no tanto estudios académicos.
    Estuve unos semestres en lenguas hispánicas, actualmente estoy en Bibliotecología y no me arrepiento. :)
    Un saludo desde La letra como alimento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sofía!
      Desde luego que razón no te falta. Como ya digo en la entrada, siempre vamos a encontrar gente que no le saca partido a su formación y gente que, sin formación, se dedican en cuerpo y alma a crear contenido de calidad.
      Por cierto, me encanta eso de la Bibliotecología. A mí me encantaría especializarme en Archivística y esas ciencias además de la Filología ;).
      ¡Saludos!

      Eliminar