21 de julio de 2017

5 libros controvertidos - parte 2: el libertinaje

¡Hola, bookdiseos! Hoy estamos de enhorabuena, porque traemos una nueva lista de libros que, si no habéis leído, podéis apuntaros para leer en un futuro. Si recordáis, la última entrada del blog consistió en una lista de libros controvertidos y censurados por su contenido. Aunque no anoté la fecha de publicación de cada uno, creo que se podía intuir que todos eran bastante cercanos a nuestro tiempo (1928 a 1993, si no me equivoco). Pues en esta entrada hablaremos de libros igualmente controvertidos, pero algo más antiguos y con una perspectiva diferente. Hoy hablamos de… LIBERTINAJE.

Pero, ¿qué es la literatura libertina? Bien, esta literatura nace como tal en el siglo dieciocho, época de la Ilustración en Europa. La Ilustración promovía la libertad de los individuos y, en los casos más extremos, la liberación de la moral religiosa y las convenciones sociales. Los ilustrados fueron los primeros en proponer una sociedad que protegiera los derechos individuales de los ciudadanos, y la no discriminación, aunque, evidentemente, les quedaba mucho por recorrer.

Como reflejo de este pensamiento, la literatura libertina lleva hasta el extremo la búsqueda de los placeres al margen de la moralidad de la sociedad. Es por ello que esta literatura hace especial hincapié en la prostitución, la adicción a las drogas (el opio, en este caso) y la destrucción de las convenciones sociales y religiosas. Los escritores libertinos, como seguidores de la Ilustración, acompañan a sus escritos de un estilo exquisito y lleno de referencias culturales.

Porque sería un error catalogar estas obras como si fueran simplemente el recipiente de las locuras y fantasías sexuales de algún escritor pervertido. Ni mucho menos, estas obras requieren, para escribirlas, una mano muy bien templada y que sepa muy bien lo que hace. De hecho, el Marqués de Sade, que aparece esta lista, fue un gran filósofo que, mediante sus sádicas (valga el juego de palabras) obras, expuso sus ideas en torno al disfrute de los placeres físicos frente al respeto de la pudorosa moral cristiana.

Sexo, opio, literatura y filosofía, ¿comenzamos la lista de más alto voltaje del momento?

5. Fanny Hill: Memoirs of a Woman of Pleasure (Fanny Hill: memorias de una mujer de placer) de John Cleland, 1749

Publicada en 1749, esta novela no contó con una publicación íntegra y explícita ¡hasta 1963! Su autor no fue acusado de indecencia porque este se excusó en su pobreza para no pagar deudas. Sin embargo, este autor fue encarcelado en varias ocasiones, aunque se salvara de pagar las consecuencias de escribir Fanny Hill.

En esta novela, una inocente chica se inicia en el arte de la prostitución y trabaja en diferentes burdeles. Como ya he dicho, el estilo de esta novela es completamente neoclásico y bellísimo, aunque acaba siendo un poco repetitiva. Sin embargo, si quieres conocer la primera novela pornográfica de Occidente, esta es la tuya. Cabe destacar que algunas ediciones, como la que manejo, traen imágenes de los grabados originales de la novela, cuyo contenido explícito no subiré aquí. Pero, bueno, ¡no digáis que no avisé!

4. Les liaisons dangereuses (Las amistades peligrosas) de Choderlos de Laclos, 1782

A Monsieur de Laclos le salió cara su novela reflejo de la sociedad libertina de la Ilustración francesa. Nada más publicarse, fue condenada y se acusó a su autor de personaje infame. De hecho, fue tachada durante gran parte del siguiente siglo hasta que, a finales del XIX, algunos autores decidieron rescatarla, como fuente para la estética del Decadentismo.

Las amistades peligrosas vuelven a tener a una joven, Cécile Volanges, de protagonista. Esta muchacha abandona el convento donde se educaba y vuelve con su madre al seno de la alta sociedad francesa. Allí se encuentra con un mundo muy diferente al que está habituada, del que acaba siendo víctima. Cae entre las redes de Monsieur de Valmont y Madame de Merteuil, representantes de la amoralidad pura y dura, que la utilizan como peón en su guerra para humillar públicamente a un antiguo amante de Mme. de Merteuil. Si la trama es ya de por sí genial, los personajes son absolutamente fastuosos. Merteuil es, sin lugar a duda, uno de los personajes malvados mejor creados de la historia de la literatura (no estoy exagerando, eh). Inteligente, perspicaz, cruel, culta, poderosa, retorcida… ¿se nota que me encanta?

3. Justine ou les infortunes de la vertu (Justine o los infortunios de la virtud) del Marqués de Sade, 1787

El Marqués de Sade es una leyenda, eso no lo puede dudar nadie. Mítico creador del sadismo y de todo lo que tiene que ver con la más absoluta degradación del ser humano, este filósofo fue encerrado durante más de treinta años, acusado de «libertinaje desmesurado» (literalmente). Todas sus obras se adentran en la naturaleza más oscura del hombre.

Justine es la protagonista de esta novela. Otra muchacha inocente, ingenua y… ¡huérfana! Lo digo entre exclamaciones porque esta es ya la evolución a partir de las protagonistas anteriores. Justine está absolutamente sola en un mundo donde su virtud está destinada a ser despreciada y torturada, justo como ocurre. El estilo de Sade es tan refinadamente cruel y delicadamente soez, que pone los vellos de punta.

2. Confessions of an English Opium-Eater (Confesiones de un inglés comedor de opio) de Sir Thomas de Quincey, 1856

Aunque el autor lo publicó en 1821, lo revisó y amplió en 1856. Esta autobiografía le reportó grandes beneficios y un hueco en el estrellato literario. Nadie podía imaginar que un académico de Oxford pudiera haber caído en los bajos fondos y que allí hubiera conocido a personalidades de la política y sociedad anglosajonas.

Las Confesiones, con una referencia abierta a las Confesiones de Rousseau, recogen las experiencias de la niñez de De Quincey, así como sus experiencias como consumidor de opio. En estas memorias, escritas con un estilo académico muy acusado (se pueden encontrar referencias en latín, griego…), el autor expone lo peorcito de la sociedad inglesa. Aunque en la primera edición ocultó los nombres propios con rayas, acabó por escribir los nombres en la segunda (la de 1856), dejándose solo uno, que había olvidado.

1. The Picture of Dorian Gray (El retrato de Dorian Gray) de Oscar Wilde, 1890

Los que me conocen saben que esta novela me fascina. Wilde fue una gran diva de la literatura y del arte en general. Encarcelado por practicar el «amor que no se atreve a decir su nombre» en el marco de las leyes contra la obscenidad, escribió en sus memorias la aventura con el noble que le llevó a la cárcel. Junto a su abierta sexualidad, Wilde persiguió no solo crear arte, sino hacer de su vida una obra artística. Sus aforismos y frases no han pasado de moda, nunca; ¿quién puede olvidar esa frase de “Life imitates art” en la que le da en la cara a la tradición aristotélica? Ya os lo he dicho, toda una diva.

Dorian Gray cuenta la historia de este joven, retratado por el artista Basil Hallward, que acaba enamorándose de él por su belleza atemporal. Cuando Dorian conoce al noble Lord Henry Wotton, amigo de Basil, acaba deslumbrado por la idea de una vida que persiguiera la belleza en todas sus formas. Eso le lleva a desear mantenerse, físicamente, con la frescura que demuestra el retrato que le hizo Hallward. Ese irreflexivo deseo se cumple, con la contraprestación de que el cuadro reflejará todo el daño que él haga a su alma. Dorian se entrega al placer, pero le acabará pasando factura. Si no la habéis leído, ¿a qué esperáis?

Bueno, hasta aquí nuestro recorrido por la ficción más escandalosa de hace dos y tres siglos. Aunque, bien mirado, ¿qué diferencia hay entre el contenido de estos libros y el de que aquellos que fueron censurados un siglo después? Espero que este post os haya gustado y os lleve a querer conocer de primera mano esta literatura tan perturbadora.

14 comentarios:

  1. Una entrada genial, la verdad es que de la lista solo he leído a Sade, así que me apunto los otros.

    Besos,

    Bibiana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Bibiana! Muchas gracias por tu comentario. Esperamos que disfrutes mucho con los otros libros.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Holaaaa
    Que guay la entrada, me encanta :)
    Como disfruté de El retrato de Dorian Grey. Uno de los mejores libros que he leído.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La verdad es que El retrato de Dorian Gray es genial e inspirador. Creo que en la entrada se ve lo fan que soy tanto del libro como del autor.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Hola! Ahora sí que conozco los cinco libros (aunque sólo de nombre el de Quincey), creo que soy tan inmoral y libertina como ellos D:
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me encanta que conectes tan bien con esta literatura. Desde luego que son libros geniales si te gusta explorar los límites de lo permitido y lo prohibido.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Hace poco que leí Oscar Wilde y sin dudas quiero leer El retrato de Dorian Grey. Tengo muchísimas ganas de ver de que va.
    Nos leemos pronto ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario. Espero que disfrutes de Dorian Gray, ¡es genial!
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Qué post más original :) Me ha resultado curioso leer sobre estos libros, únicamente conocía "El retrato de Dorian Grey", que tengo en una edición en inglés antiquísima de segunda mano.
    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lua! Muchas gracias por valorarnos tan positivamente. Te recomiendo que urgentemente leas El retrato de Dorian Gray :D. Además, si es en original, podrás saborear mejor el estilo propio del autor.
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. ¡Hola! Que entrada más original, wow
    Me ha gustado de principio a fin. Son libros que normalmente no leería, claro, pero que me llaman mucho la atención. ¿Podés creer que aún no leí el retrato de dorian gray? Con lo que me llama (gracias a Penny Dreadful jaja)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penny Dreadful (y lo digo sin haberla visto, pero me parece evidente) ha hecho mucho por difundir y acercar la increíble cultura victoriana inglesa y la mejor tradición de literatura de terror.
      Te recomiendo que leas El retrato de Dorian Gray para iniciarte en el mundo de esta literatura y para disfrutar de un gran libro.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Hola, Norte.
    Felicidades por la entrada, que sin duda ha sido muy completa e interesante.
    Me llama la atención que muchas de las obras que nombras estén protagonizadas por mujeres jóvenes, que de una forma u otra abandonan su inocencia para descubrir los terrenos de la sexualidad. Supongo que tal vez se pretendía romper con esa idea de la virginidad femenina tan arraigada en la sociedad del momento.
    Solo he leído "El retrato de Dorian Gray", que me pareció toda una obra maestra por los personajes, la trama, las descripciones, etc.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por tu comentario. Estoy muy de acuerdo contigo con respecto a la elección del perfil protagonista. Además, con ese tipo de personajes hacen hincapié en la pérdida de la inocencia en un sentido muy religioso.
      Como ya has leído El retrato de Dorian Gray, te recomiendo Las amistades peligrosas. Es buenísima.
      ¡Saludos!

      Eliminar